Santa Maradona

El pulpo de la gente jul 09, 2010

Ahora que el pulpo Pablo la ha elegido, a España no le queda otra opción que ganar el domingo y ganar el mundial. De no ser así lo estúpidos que nos vamos a ver todos por andar colgando nuestras esperanzas de las patas (tentáculos?) de un pulpo y no tanto en las botas de David Villa, como si no fuera cierta esa verdad imponderable de que los pulpos no son de fiar.

No es que haga mucha falta la inyección de optimismo en España por estos días. Si uste le cree a la prensa madrileña no entendería por qué Sneijder y Robben han de molestarse en jugar, mejor que no se aparezcan, y quien lo habría pensado? sucede que estos pueden gambetear después de todo, y no solo la noche madrileña.

En Barcelona sacan pecho, y con razón, que todo esto ha sido cortesía de la casa. La defensa es culé, el medio campo es culé, y la delantera ahora también es culé. De nada, España. Los argentinos que se preguntan por qué es que Messi no es Messi de azul celeste, deben entender pronto que Di María no es Iniesta y Messi no es Xavi, y Pedro no es Messi. Y la barba de Maradona no es tan carismática como el bigotón de don Vicente.

Qué haremos cuando ya no haya mundial?

Se han desactivado los comentarios a este artículo.