Santa Maradona

El galán moderno, un análisis nov 15, 2013

Avisaron en tuiter que un la revista DONJUAN‎ de una oportunidad de empleo (soñada si me preguntan a mí). El asunto pareció golpear alguna que otra susceptibilidad pero quién soy yo para juzgar las idioteces que hace mi gente. Como me interesa la oportunidad, decidí estudiar los requisitos en detalle para entender mejor cuales vendrían a ser mis chances. Estos son mis apuntes.

Primero el anuncio original.

Busco redactor para DONJUAN. Requisitos: que sepa que es un motor V8, que quiera tener en algún momento de su vida un BMW o un Mercedes (nunca un Veloster), que prefiera la punta de anca al lomo y la pida término medio (o azul, nunca 3/4). El whisky debe pedirlo con un solo hielo. Es deseable que no sepa bailar y haya entendido y se haya reído con esta escena de Mad Men (sí, tiene que haberse visto Mad Men y amarla y respetarla, más que a Breaking Bad). Nada debe parecerle obvio y no debe sufrir con la frustración (se garantizan grandes dosis de frustración). No debe usar usar medias blancas ni lavarse los dientes en el baño de la oficina. Deben gustarle las mujeres como Kate Middleton y Anne Hathaway y leer medios de comunicación en inglés (y que al menos pueda llamar a Estados Unidos a pedir una foto sin ningún temor). Preferimos gente que use dispositivos Apple, que odie el PC y que mire con desconfianza el Android. Debe tener sentido del humor, es decir, debe haber odiado en su infancia al Chavo del 8 y reírse con cualquier película de Woody Allen. Por último, Rayuela no puede ser su libro favorito (ni ninguno de Murakami), debe recordar la primera escena de Frank Sinatra está resfriado, de Cochise a vuelo de tequila y el final de El duque en sus dominios.

Ahora mis apuntes.

Busco redactor para DONJUAN.
Jaja. “redactor”, jaja, buenísimo.

Requisitos:

que sepa que es un motor V8,
Un V8 es un motor de usanza en carros de alto poder. El dato es tan básico que yo lo planillo como un asunto de cultura general. Los verdaderos hombres no solo saben qué es un V8, los verdaderos hombres están armando uno en el garaje de la casa en este momento para montarlo en un Ford Mustang clásico de la primera generación, mientras una nena yace satisfecha en el sofá de la sala.

que quiera tener en algún momento de su vida un BMW o un Mercedes (nunca un Veloster),
¿BMW o Mercedes? ¿en serio? dato curioso: en Alemania la mayoría de taxis son Mercedes Benz. Pero más al punto, ¿en qué momento nos convertimos en gente de tan poca ambición? Un BMW o un Mercedes es lo que un hombre debería tener. Ya. En el garaje. Con el tanque lleno. Un hombre debería querer tener un Aston Martin, un Alfa Romeo, un Maserati o un Tesla, al menos. Qué importa la marca si al fin al cabo es el papá el que escribe el cheque, ¿no?

que prefiera la punta de anca al lomo y la pida término medio (o azul, nunca 3/4).
Para los aún no iniciados en temas carnívoros, el término de cocción de la carne sigue siendo un debate candente entre el pueblo. Thomas Keller (todos los hombres deberían saber quién es Thomas Keller) opina que la labor de los chefs es preparar la carne como el cliente la quiera y que hay que dejar de joder. Así que tenemos eso. A mí en particular me gusta el término medio y no me gusta el término azul porque me gusta la bacanidad sabrosita de la costrica tostada. En mi experiencia solo las nenas prefieren el tartare. Pero mi experiencia se limita a las nenas que prefieren los hombres espectaculares.

El whisky debe pedirlo con un solo hielo.
Los hombres de verdad no pierden tiempo en guevonadas como contar hielo. Los hombres de verdad piden el whisky solo. Neat.

Es deseable que no sepa bailar
Aquí me perdió. Yo crecí brillando hebilla al ritmo de Juan Luis Guerra, tirando pase con el Joe y limpiando baldosa con la terapia y la champeta. ¿Qué más hace uno en una fiesta? ¿Conversar? Dejemos de joder.

y haya entendido y se haya reído con esta escena de Mad Men (sí, tiene que haberse visto Mad Men y amarla y respetarla, más que a Breaking Bad).
Esto es esencial. Tarde o temprano uno termina siendo Roger Sterling. Es importante entender cuales son los peligros que esperan en el futuro. Totalmente de acuerdo.

Nada debe parecerle obvio y no debe sufrir con la frustración (se garantizan grandes dosis de frustración).
Uno podría pensar que todos estos “requisitos” deberían parecer obvios al hombre moderno. Lo que nos deja en una contradicción inaceptable. Los hombres de verdad no deben aceptar contradicciones.

No debe usar usar medias blancas ni lavarse los dientes en el baño de la oficina.
Yo me lavo los dientes con la saliva de la nena con la que almuerzo. Estos problemas se me antojan foráneos.

Deben gustarle las mujeres como Kate Middleton y Anne Hathaway y leer medios de comunicación en inglés (y que al menos pueda llamar a Estados Unidos a pedir una foto sin ningún temor).
Bueno. Pero esto es el 2013, nadie le dice a estas cosas “medios de comunicación”. Con decir Internet basta.

Preferimos gente que use dispositivos Apple, que odie el PC y que mire con desconfianza el Android.
Yo prefiero a la gente que no dice “dispositivos”. Suena todo muy wannabe.

Debe tener sentido del humor, es decir, debe haber odiado en su infancia al Chavo del 8 y reírse con cualquier película de Woody Allen.
Yo sospecharía profundamente de alguien que no aprecie la desesperación callada de Don Ramón. Pero hablemos de Woody Allen. Pasemos por alto eso de que no todas las películas de Allen provoquen así la risa contagiosa, aunque todas tienen su chiste (¿no es, después de todo, la vida una comedia?). Lo desconcertante de este requisito es Woody Allen. ¿Ha visto a Woody Allen? el man no es propiamente el macho alfa, el man es, si uno lo piensa bien, la antítesis de esta colección de requisitos. De pronto este requisito era su intento en hacerse pasar como el “hombre sensible” y ganar puntos con las damas, pero la verdad es que no engañas a nadie. Como asunto al margen, quizás una selección de cineastas más adecuada para el tema que nos concierne sean Tarantino, Miike, Fincher, el mismo Greengrass.

Por último, Rayuela no puede ser su libro favorito (ni ninguno de Murakami), debe recordar la primera escena de Frank Sinatra está resfriado, de Cochise a vuelo de tequila y el final de El duque en sus dominios.
Acá tenemos un problema porque Murakami es uno de mis escritores favoritos y entiendo que Rayuela es un libro respetado por gente que conoce de literatura. Aunque reconozco el sentimiento pesado de que haya tantas viejas queriendo ser La Maga. Eso cansa. Pero esto: puede llamarme un romántico empedernido pero yo concibo el mundo como la posibilidad constante de culos y tetas, y como un deber moral, mi deber moral, la capitalización de esa posibilidad. La literatura universal, esa que habla de la condición humana y tal, es el marco teórico que ambienta todo el asunto, que te da las herramientas estratégicas, aunque no tácticas, en esa búsqueda. Así que no, Cortázar no es requisito para nadie, pero sepa lo que deja sobre la mesa: la posibilidad de tantas Magas deseando ser encontradas.

Se han desactivado los comentarios a este artículo.