Santa Maradona

Cosas que puede hacer mientras espera, Vol 7 ago 28, 2012

  • Oír en orden y luego en desorden el Sea Change de Beck
  • Chequear el email
  • Volver a chequear el email
  • Volver a chequear el email, prometer al vacío que será la última vez
  • Incumplir la promesa

Entonces avancé al siguiente nivel en tenis. Mi revés es ahora mucho mejor, o por lo menos es consistente, las voleas siguen siendo decentes y ahora tengo un control más o menos razonable del topspin y el backspin. El servicio sigue siendo materia de discusión, agravado por lo impredecible que es mi lanzamiento de la pelota con la mano izquierda, ese movimiento medio robótico que todavía no domino. Lo bueno es que por lo menos puedo servir, que de por sí es mucho cuento. En la última sesión me ganaron, y mi rival ha comentado que seguro me he dejado ganar. El insulto es doble: perdí y además fui acusado de conducta antideportiva. Por lo menos nadie se ha reído porque perdí con una vieja, que eso se hacía en otros tiempos que no son estos.

  • Descubrir en Spotify a una costeña llamada Adriana Lucía que canta porros y pensar cómo es que hemos descubierto esto apenas hasta ahora y pensar qué otras cosas esconderá Spotify y pensar cuando fue la última vez que bailaste un porro y pensar cómo es que se escribe guapirriar y pensar si hay un límite de edad, un estatuto de limitaciones, para guapirriar libremente sin pena con la alegría sana de los que no han visto el mundo por lo que es
  • Tomar el kindle, cerrar los ojos y escoger algo al azar
  • Al comprobar que la elección ha sido “A history of western philosophy” concentrar toda la energía en mantener la calma y en no cambiar el kindle por pedacitos de silicio y plástico

Alguien en tuiter   esa flor venenosa, ¿se acuerda ese tiempo no hace mucho tampoco en que nuestra generación iba a curar el cancer, el sida, solucionar el asunto de la pobreza mundial, del hambre, de las dudas ontológicas, y todo iba por tan buen camino y entonces aparecieron estas redes sociales y lo arruinaron todo y ahora somos zombies en distracción a un video en youtube de distancia de empezar a pintar en las paredes con nuestras propias heces?   que no me acuerdo quien ha señalado que de las tusas es subconjunto la pena que se siente el perder un socio aliado complice en algún proyecto de esos que uno tiene y que no necesitan mucho impulso para cambiar el mundo.

Es una buena observación. Explica muchas cosas. Puede uno agregar que también es grande la pena de nunca encontrar el socio o la socia. Como quien dice qué será lo malo que uno tiene. Y lo que quiero decir es qué vaina del destino ha sido que nunca nos hayamos encontrado antes o después.

  • Escribir un post
  • Cuestionarte por enésima vez la idea de tener un blog
  • Abandonar el blog y ver siete episodios seguidos de In Treatment
  • Leer My Internet un cuento de Jonathan Lethem
  • Leer Salir de novios una carta de amor de Josep Guardiola a la salida lavolpiana
  • Leer Peggy dame un beso un texto del Gabo
  • Encontrar una Peggy, darle un beso.

Se han desactivado los comentarios a este artículo.